Acerca de las bolsas de aire | The Children's Hospital of Philadelphia

Car Seat Safety for Kids

Acerca de las bolsas de aire

VIDEO APPEARS HERE
 

Video sobre bolsas de aire

Mire este breve video para obtener más información acerca de las bolsas de aire y su seguridad.

Las bolsas de aire salvan vidas

Desde su desarrollo a fines de la década de 1980, las bolsas de aire han salvado miles de vidas al proteger a los conductores y pasajeros que sufren choques frontales.

Las bolsas de aire frontales se encuentran ubicadas en el volante para proteger al conductor, y en el tablero de la mayor parte de los automóviles, para proteger a los pasajeros. Las bolsas de aire frontales no están diseñadas para proteger a los ocupantes de los vehículos en los impactos laterales o frontales, ni en los choques con vuelcos. Dado que las bolsas de aire (y los cinturones de seguridad) fueron diseñados para proteger a hombres adultos de talla promedio y NO para niños, pueden ser sumamente peligrosos para los bebés o los niños pequeños que se sienten frente a ellos. Según investigaciones realizadas por CHOP, los niños expuestos a bolsas de aire durante un choque tienen el doble de posibilidades de sufrir una lesión grave.

Las bolsas de aire y los niños

Según la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), los niños menores de 13 años corren menos peligro cuando viajan en el asiento trasero de un vehículo. Otras reglas de seguridad para las bolsas de aire que se deben seguir son las siguientes:

Averigüe todo lo que debe saber sobre las bolsas de aire al comprar un automóvil usado.

Bolsas de aire laterales

Las bolsas de aire laterales para el torso, diseñadas para proteger la pelvis, el abdomen y el tórax, habitualmente salen del asiento y se abren entre el ocupante del asiento y la puerta. Las bolsas de aire laterales diseñadas para proteger la cabeza, también denominadas bolsas de aire de cortina, salen del techo por encima de las ventanillas.

Si bien las bolsas de aire laterales son más comunes en los asientos delanteros de los vehículos, algunos automóviles más nuevos también cuentan con bolsas de aire laterales en los asientos traseros. Consulte el manual de instrucciones de su vehículo y busque las etiquetas en los costados de los asientos.

Si bien las bolsas de aire laterales pueden ayudar a evitar que los adultos sufran lesiones en los choques laterales, estas bolsas podrían resultar peligrosas para los niños que viajen apoyados contra la puerta o que no estén sujetos adecuadamente. Si bien las bolsas de aire laterales son más pequeñas que las frontales y se inflan con mucha menos fuerza, podrían producirse lesiones si la cabeza de su hijo está demasiado cerca de la bolsa de aire.

La industria automotriz ha desarrollado protocolos de prueba específicos para minimizar el riesgo de lesiones de los niños que viajan sentados junto a las bolsas de aire laterales. Si bien estas pruebas son voluntarias, los vehículos que las completan satisfactoriamente reciben una designación especial en el folleto Buying a Safer Car for Child Passengers (Comprar un automóvil más seguro para transportar niños) de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (National Highway Traffic Safety Administration, NHTSA). Lea este folleto y verifique si su vehículo fue controlado y si cumple con los estándares para bolsas de aire laterales.

Consejos para proteger a su hijo en vehículos con bolsas de aire laterales en el asiento delantero o trasero

Las siguientes son algunas sugerencias para ayudar a proteger a su hijo si su vehículo tiene bolsas de aire laterales en el asiento delantero o trasero:

Interruptores de encendido/apagado

El gobierno exige que los vehículos sin asiento trasero, como las camionetas, incluyan interruptores para activar y desactivar las bolsas de aire. Si un niño debe viajar en este tipo de vehículo, asegúrese de desactivar la bolsa de aire. Es importante recordar que se debe volver a activar la bolsa de aire cuando un adulto o un adolescente viajan como acompañantes.

Además, es posible que algunos consumidores con situaciones especiales necesiten instalar un interruptor para activar y desactivar las bolsas de aire en sus automóviles. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) ha realizado algunas excepciones para estos consumidores. Obtener más información acerca de las recomendaciones de la NHTSA para desactivar las bolsas de aire.

Lo que debe saber sobre las bolsas de aire al comprar un automóvil usado.

¿Cómo funcionan las bolsas de aire?

El sistema de bolsas de aire

El sistema de bolsas de aire incluye la bolsa de aire, un sensor de choque y una unidad de diagnóstico que controla el sistema. En el caso de un choque frontal, el extremo delantero del vehículo se aplasta, absorbiendo la energía del choque y haciendo que los ocupantes que se encuentran sujetos se detengan gradualmente. Cualquier persona que no esté correctamente sujeta o no esté sujeta, continuará moviéndose hacia adelante a la misma velocidad hasta que se golpee con algo en el interior del automóvil. Los ocupantes que están adecuadamente sujetos se detienen de manera gradual, junto con el vehículo. Las bolsas de aire también ayudan a los conductores y pasajeros a detenerse más gradualmente, evitan el contacto con el interior de un vehículo y distribuyen el impacto del choque más ampliamente a través de todo el cuerpo.

A medida que ocurre el choque, los sensores envían una señal a la bolsa de aire. Una reacción química genera gas nitrógeno inocuo que llena la bolsa y la hace salir de su compartimiento. El proceso completo toma solo 0.05 segundos. (La mitad del tiempo que le toma pestañear.) Luego, a medida que el gas desaparece, la bolsa de aire comienza a desinflarse, absorbiendo la energía del choque.

Mejoras en las bolsas de aire frontales

Se ha realizado un arduo trabajo de ingeniería para mejorar las bolsas de aire y hacerlas más seguras. Estas versiones mejoradas, denominadas bolsas de aire de segunda generación o de fuerza reducida, todavía no han sido diseñadas para niños. Los niños se encuentran mejor protegidos en el asiento trasero. Tener bolsas de aire inteligentes en su vehículo no significa que los niños puedan viajar en el asiento delantero. Los niños menores de 13 años de edad se encuentran mejor protegidos en el asiento trasero.

La clase más nueva de bolsas de aire “inteligentes” reduce aún más el riesgo de lesiones o muertes relacionado con las bolsas de aire en adultos. En caso de un choque frontal, las bolsas de aire inteligentes se inflan teniendo en cuenta la gravedad del choque, el tamaño del pasajero, su posición de sentado, y la distancia respecto de la bolsa de aire. Los sensores detectan estas condiciones y despliegan o abren automáticamente la bolsa de aire con una mayor o menor fuerza o quizás no la despliegan.

Obtenga más información

Para obtener más información u otros consejos sobre seguridad de las bolsas de aire, visite el sitio web de la Academia Estadounidense de Pediatría.

  • Print
  • Share

Seguridad: cuatro puntos claves

  • Sujete a su hijo todo el tiempo en cada viaje que haga.
  • Mantenga a su hijo en el asiento trasero.
  • Utilice el mejor el sistema de seguridad según el tamaño de su hijo.
  • Use correctamente los asientos de seguridad para niños y los cinturones de seguridad.

Comuníquese con nosotros

Para plantear preguntas, realizar comentarios u obtener más información:

Watch More on YouTube

Subscribe to the ChildPassengerSafety channel on YouTube.