Sacrococcygeal Teratoma Fetal Surgery Case Study | The Children's Hospital of Philadelphia

Center for Fetal Diagnosis and Treatment

Estudios de casos tumor sacrococcígeo

Una mujer de 25 años fue remitida para evaluación de un feto de 25 semanas de gestación que presentaba un tumor sacrococcígeo (TSC) de gran tamaño. El teratoma sacrococcígeo se detectó inicialmente durante una ecografía de rutina a las 20 semanas. El tumor creció enormemente a partir de entonces hasta alcanzar prácticamente el tamaño del feto.

A las 25 semanas se observaba polihidramnios y placentomegalia. Una ecocardiografía fetal reveló que gran parte del gasto cardíaco fetal estaba destinado a la irrigación del teratoma sacrococcígeo. El espesor de la placenta aumentó de 40 a 60 mm (valor normal: 25 mm) en una semana, y se observaron signos de hidrops fetalis (insuficiencia cardíaca). La taquicardia y proteinuria materna sugerían un inminente síndrome “en espejo” materno, en el cual el estado de la madre comienza a “espejar” el del feto enfermo.

La mayoría de los teratomas sacrococcígeos (TSC) diagnosticados en neonatos tienen un bajo potencial de transformación maligna y el pronóstico es bueno tras su resección. Sin embargo, el teratoma sacrococcígeo de diagnóstico prenatal asociado con hidrops fetalis puede ser rápidamente fatal in utero o puede causar polihidramnios y parto prematuro. El alto gasto cardíaco se relaciona con el “robo vascular” que genera la gran irrigación del tumor.

Este es el primer procedimiento exitoso de cirugía fetal abierta para resección de un teratoma sacrococcígeo, con resolución de la placentomegalia y el hidrops fetalis, y posterior nacimiento de un bebé viable. Este caso demuestra que la resección de un tumor sacrococcígeo fetal en una etapa temprana de la enfermedad puede tener resultados exitosos.

  • Print
  • Share

Contact Us