Teratoma sacrococcígeo (TSC) | The Children's Hospital of Philadelphia

Center for Fetal Diagnosis and Treatment

Fetal Discussion Forum

Talk with other families about fetal diagnoses.

Visit the Fetal Discussion Forums »

Teratoma sacrococcígeo (TSC) 

Aspectos generales

El teratoma sacrococcígeo (TSC) es el tumor más frecuente del recién nacido; se presenta en 1 de cada 35,000 a 40,000 nacidos vivos. La mayor parte de los TSC que se diagnostican al nacer no son malignos y el pronóstico es por lo general bueno una vez extirpado el tumor.  IMAGE: Sacrococcygeal tumor
Tumor sacrococcígeo.
© CHOP/CFDT  
Ampliar la imagen »

Sin embargo, el teratoma sacrococcígeo asociado a hidrops fetalis, diagnosticado prenatalmente, puede conducir rápidamente a la muerte dentro del útero o causar polihidramnios y parto prematuro. La insuficiencia cardíaca de alto gasto cardíaco se relaciona con el “robo vascular” que ocasiona la gran irrigación del tumor. Además, el hidrops fetal y la placentomegalia pueden poner en riesgo la salud de la madre como consecuencia de un síndrome “en espejo” materno, en el cual la madre sufre un estado similar al del feto enfermo.

Evaluación

En la mayoría de los casos, el tamaño anormal del útero Sacrococcygeal Teratoma Tumor
Ecografía de un teratoma sacrococcígeo fetal.
© CHOP/CFDT
Ampliar la imagen »
 es lo que conduce al diagnóstico ecográfico de teratoma sacrococcígeo (TSC). La discrepancia de tamaño puede estar ocasionada por un tumor muy voluminoso o por polihidramnios. Con menos frecuencia, los teratomas sacrococcígeos se manifiestan de otras maneras, por ejemplo como preeclampsia materna. Según su aspecto en la ecografía, el teratoma sacrococcígeo puede ser quístico, sólido o mixto. Si la masa tumoral tiene aspecto heterogéneo, esto puede deberse a áreas mixtas de necrosis tumoral, degeneración quística, hemorragia o calcificación.

En nuestra experiencia, el hidrops fetalis asociado con el teratoma sacrococcígeo progresa rápidamente y es casi siempre mortal.  Sacrococcygeal Teratoma Tumor
RM de un teratoma sacrococcígeo fetal.
 © CHOP/CFDT
Ampliar la imagen » 

Analizar con los padres el significado de los hallazgos ecográficos cuando se diagnostica un teratoma sacrococcígeo es una oportunidad para proporcionarles información sobre las opciones que se pueden considerar si se desarrollara hidrops fetalis, un cuadro potencialmente mortal.

Opciones de tratamiento

Sacrococcygeal Teratoma Treatment

En este diagrama se muestran las posibles opciones de tratamiento del teratoma sacrococcígeo.
Ampliar la imagen »

Sacrococcygeal Teratoma Treatment

Exposición de un feto de 26 semanas tras una histerotomía que revela la presencia de un teratoma sacrococcígeo (TSC). Ampliar la imagen »

Sacrococcygeal Teratoma Treatment

Cierre de los colgajos cutáneos después de la resección.
Ampliar la imagen »

Hidrops fetalis y TSC – Preguntas frecuentes 

¿Qué riesgos para la salud de mi bebé y la mía tiene un TSC y el hidrops fetalis?

El tumor “roba” sangre de la circulación fetal, lo que hace que el corazón del feto tenga que trabajar más de lo normal, con la posibilidad de desarrollar insuficiencia cardíaca. La insuficiencia cardíaca se manifiesta como “hidrops”, que es la acumulación de líquido en el cuerpo del feto. La asociación de hidrops fetalis y teratoma sacrococcígeo es generalmente mortal, y siempre es mortal antes de las 30 semanas de gestación.

Para la madre, existe el riesgo de un “síndrome de espejo materno”, en el cual la madre sufre en paralelo los problemas del feto.

Otros riesgos son: 

¿Qué tratamiento hay para el teratoma sacrococcígeo (TSC)?

La única indicación para una cirugía es el hidrops fetalis (excesiva retención de líquido debido a una insuficiencia cardíaca de alto gasto cardíaco). Si el estado del feto es estable y no hay insuficiencia cardíaca de alto gasto cardíaco, se realiza una monitorización regular mediante ecografía. Si el teratoma sacrococcígeo es pequeño, se puede programar un parto vaginal a término. Sin embargo, si el TSC es grande o hay exceso de líquido amniótico, se programa una cesárea.

Si el feto se encuentra en riesgo a causa de su estado (hidrops fetalis), se recomienda la intervención inmediata. Si el feto está maduro, se realizará una cesárea de emergencia. Si el feto no está preparado para nacer, se recomienda la cirugía fetal para extirpar el tumor sacrococcígeo.

¿Qué sucede durante la cirugía fetal? ¿Qué puedo esperar después?

Se administra anestesia general a la madre para proporcionarle analgesia completa. Aunque la anestesia general es efectiva para aliviar la mayor parte del dolor que experimenta el feto, se administra anestesia adicional directamente al feto durante la operación. Una vez que la madre está dormida, el cirujano realiza una incisión similar a la de una cesárea, y eleva el útero para extraerlo parcialmente del abdomen. Luego abre el útero y expone el tumor sacrococcígeo del bebé. El cirujano extirpa el tumor y cierra la herida en la parte posterior del bebé. Se procede a continuación a cerrar el útero, colocarlo en el abdomen materno y reparar la incisión abdominal. La madre permanece en recuperación en el hospital durante varios días. 

Updated: June 2011

  • Print
  • Share

Contact Us

Vídeo sobre el teratoma sacrococcígeo

Vea nuestro video sobre el teratoma sacrococcígeo,

Estudios de casos

Tumor sacrococcígeo »